Consejos para arrendadores y profesionales que trabajen el alquiler

Consejos para alquilar

El Alquiler, todo lo que necesitas saber

Como propietario, lo primero que se desea es encontrar un buen inquilino que cuide de la propiedad, además de que cumpla con sus pagos y obligaciones. Para ello, muchos propietarios contratan a profesionales inmobiliarios para esta labor. Aquellos que no lo hacen deberían solicitar documentación, referencias, consultar los registros de morosidad, entre otros muchos medios.

Si eres propietario, debes de asegurarte estos dos puntos, antes de elegir a tu inquilino ideal. Si el alquiler será de larga duración, fíjate en que el contrato de trabajo sea, en la medida de lo posible, “indefinido” y no solo por unos meses. El precio de tu alquiler que no supere el 30% de los ingresos de tu futuro inquilino.

El depósito de fianza es obligatorio en la mayoría de las comunidades autónomas de España. Es una cantidad de dinero que, generalmente, equivale a la mensualidad estipulada en el contrato de alquiler. Dicha fianza se podrá retener si algo no queda en su estado original a la finalización del contrato.

La ley solo contempla un mes de fianza para viviendas, y de dos meses para locales. Las cantidades adicionales no están contempladas como parte de la fianza, así que no podrás reclamarlas. Aun así, las partes podrán pactar cualquier tipo de garantía adicional a la fianza en metálico. Para poder ser reclamadas deberán estar reflejadas en el contrato de arrendamiento.

Es obligatorio como arrendador depositar la fianza correspondiente en tu CC.AA. Será una garantía en caso de desahucio por incumplimiento de pagos o cualquier punto del contrato. El haber cumplido con todo lo fijado por la ley ayudará en el proceso de desahucio. La justicia, aunque en ocasiones lenta, suele imponerse y recuperarás tu vivienda.

Si piensas que una mensualidad de fianza no será suficiente para cubrir cualquier desperfecto, tienes varias opciones:

Subir la renta mensual

Ajustar la renta mensual, y por consiguiente la fianza, a una cantidad a la que creas conveniente en caso de que contemple que se pueden generar gastos mayores.

Depósito de aval bancario

Se puede contemplar la opción de disponer de un dinero en una cuenta bancaria a modo de aval. De esta forma, el inquilino pone una garantía a la vivienda con un depósito en metálico.

No dejar objetos de alto valor o sentimental

No sabemos cómo van a cuidar las personas nuestros muebles u objetos. Por lo que conviene no dejar objetos en la propiedad que tengan un alto valor económico y/o sentimental.

Un consejo que te queremos dar desde Adaix es que, si tienes seguro de hogar, informes de que será una casa alquilada. Así poder indicar una cantidad razonable para reposición del contenido y del continente. Es decir, todo lo que tenemos en nuestra casa (muebles, electrodomésticos, paredes, suelos, entre otros).

Recuerda que el alquiler de una vivienda siempre debe quedar reflejado en un contrato escrito y firmado por ambas partes. A través de este documento, el propietario cede el uso de su propiedad a un inquilino. A cambio, recibirá una renta fijada libremente por ambas partes, que se abonará mensualmente. Irá acompañado de cláusulas en las que se aclaran aspectos como la cuantía del depósito o la responsabilidad sobre otros gastos.

 

¿Necesitas un asesor inmobiliario? Adaix Inmobiliaria

¿Buscas establecerte en el sector inmobiliario? Franquicia Adaix


You May Also Like

About the Author: Communication